6 de septiembre de 2013 – Diario La Razón online

Boom de cámaras de seguridad en edificios tras el caso Angeles

Las empresas que venden estos artefactos reconocen que en los últimos tres meses las ventas se dispararon, luego de que se conocieran las filmaciones que capturaron a la joven y a Mangeri. Los propietarios buscan que se coloquen en las puertas de ingreso y en cocheras. Las decisiones se toman en las reuniones de consorcio.

Instalación de cámaras de seguridad en edificios y consorcios

En su libro Sentimiento de Inseguridad, el sociólogo Gabriel Kessler explica que en la Argentina la percepción sobre la inseguridad es mucho mayor (casi el doble) a la tasa de victimización (porcentaje de personas que sufrieron algún delito). La permanente difusión de noticias relacionadas a la inseguridad, en muchos casos, amplifica el temor. A partir de allí, entonces, casos paradigmáticos como el de Axel Blumberg, en 2004, pueden tomar una relevancia enorme. Ahora, se podría decir, el asesinato de Angeles Rawson aún irresuelto (la joven murió el 10 de junio) y sus características particulares también comenzaron a tener efectos entre los porteños.

Según un relevamiento que hizo el diario La Razón, las empresas que venden cámaras de seguridad para edificios tuvieron una gran cantidad de contrataciones en los últimos tres meses y pedidos de presupuesto. La repercusión que tuvo el caso Mangeri y las pruebas incorporadas a la causa judicial gracias a las grabaciones de cámaras (la última imagen de Angeles con vida fue tomada por uno de estos artefactos) también incorporó la discusión en los consorcios. “Durante el trimestre de junio, julio y agosto vendimos a consorcios un 200 por ciento más en comparación con marzo, abril y mayo. Todo esto es acción y reacción. De hecho, a los pocos días de la explosión del inmueble de Rosario también comenzamos a recibir pedidos de detectores de fuga de gas”, reveló Gustavo Magnífico, de ARG Seguridad. Esa empresa trabaja con casi 80 consorcios, de los cuales unos 20 se sumaron en los últimos días. Según explicó, la incorporación de este tipo de tecnologías en los edificios explotó en los últimos 4 años: “Existen dos causas. La primera, el aumento de inseguridad; la segunda tiene que ver con que la gente ve que en determinados municipios se colocan cámaras y tienen un buen efecto de persuasión; entonces lo quieren trasladar al ámbito privado”.

instalación y soporte de camaras de seguridad en edificios

La empresa Seguridad Vía IP, que también trabaja con estas tecnologías, reconoció que el caso de Angeles reflotó las ventas. “Tuvimos muchos pedidos de presupuestos durante las últimas semanas. Mayormente de consorcios, aunque tal vez por temas burocráticos las contrataciones terminan dilatándose”, admitió Augusto Bevilacqua.

¿Qué buscan los vecinos? “A veces piden cosas que no se puede. De hecho, muchos quieren colocarlas para controlar a los encargados por el tema de los horarios. Pero en definitiva se ponen en los hall y en las cocheras”. “Nosotros también tuvimos más pedidos de presupuesto y más contrataciones. En marzo, abril y mayo nos habían contactado 54 veces. En el último trimestre poco más de 80”, agregó en la misma sintonía Ignacio Poma, de la compañía Building Security Systems.

Una de las características de estas cámaras es que graban; es decir que son distintas a las que hasta hace un tiempo colocaban las compañías de cable, que no recuperan las imágenes pero que se pueden ver en tiempo real desde los televisores. En el caso de los sistemas de los actuales aparatos, las grabaciones se pueden ver desde una página web, “aunque no todos los propietarios están autorizados”, explica Augusto. Generalmente, esos datos están reservados para el Consejo de la Administración.

En la mayoría de los inmuebles se instalan en los hall central, en las cocheras y en las puertas de servicio. Estas contrataciones se definen en las reuniones de consorcio. Pero, claro, no siempre se llega a un acuerdo: muchos vecinos no están dispuestos a ser observados. “A veces se produce el choque entre dos derechos: el derecho a la seguridad y el derecho a la intimidad y la asamblea de propietarios debe decidir por mayoría de votos cuál debe prevalecer”, explicó Osvaldo Loisi, de la Liga del Consorcista.

  Artículo original: http://www.larazon.com.ar/ciudad/Boom-camaras-seguridad-edificios-Angeles_0_494100010.html